Facebook Twitter
El feo gesto de Alexis Ruano con el colegiado.

El feo gesto de Alexis Ruano con el colegiado.

El acta arbitral del colegiado del Athletic-Alavés no tiene desperdicio. Un envite en el que Palencia Caballero expulsó a Alexis Ruano y Romero en el partido del pasado sábado de la Euskal Kopa en Lasesarre. Sobre el central del Alavés redacta que le manda a la caseta "por dirigirse a mí, mostrando actitud agresiva y en reiteradas ocasiones, en los siguientes términos: 'Eres un puto sinvergüenza, hijo de puta'.

Facebook Twitter 106
El feo gesto de Alexis Ruano con el colegiado.

El feo gesto de Alexis Ruano con el colegiado.

Ya conocen los lectores de ElDesmarque Bizkaia que la I Euskal Herriko Txapela entre el Athletic Club y el Deportivo Alavés, acabó tan como el 'rosario de la aurora' que ni siquiera acabó en realidad. Ya que el colegiado de Hernani Palencia Caballero y sus auxiliares decidían irse del campo a dos minutos del final del tiempo reglamentario.

Facebook Twitter 73
El colegiado abandonó el campo a los 89 minutos.

El colegiado abandonó el campo a los 89 minutos.

El partido de la Euskal Herriko Kopa entre Athletic Alavés tuvo que suspenderse cuando a los 89 minutos el colegiado decidió marcharse al vestuario tras la tangana protagonizada por ambos conjuntos. Los organizadores del partido han lanzado un comunicado destacando que no fue decisión suya suspender el choque. 

Palencia Caballero amonesta en Lasesarre (Foto: Athletic).

Palencia Caballero amonesta en Lasesarre (Foto: Athletic).

Había auténtico interés en conocer sus explicaciones, el propio Cuco Ziganda relató al acabar el partido 'amistoso' entre el Athletic Club y el Deportivo Alavés de la Euskal Kopa que "no hemos podido hablar con el árbitro, se han metido tras irse del campo en su vestuario, es mejor esperar a ver qué pone en el acta tras redactarla".

Facebook Twitter 103
Lo único amistoso en Lasesarre fue el calentamiento.

Lo único amistoso en Lasesarre fue el calentamiento.

Pobre Juan Martínez de Irujo y familia. El esperpento vivído en Lasesarre este sábado con motivo de la final 'interruptus' de la I Euskal Herriko Txapela pasará a la historia de la ignominia futbolística, para verguenza de todos y para sorpresa del exepelotari, que debía entregar la txapela al capitán del conjunto vencedor del Athletic Club o del Deportivo Alavés, pero se fue casa sin tener a quien ponérsela y con cara de 'pero qué ha pasado aquí'.

Facebook Twitter 165
El Desmarque