Facebook Twitter
El de Ondarroa no ha rubricado su nuevo contrato

Kepa Arrizabalaga y los vikingos

Escrito por Alvaro Rubio

Lunes, 18 Septiembre 2017 11:09
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Hoy escribe el periodista Alvaro Rubio.

“Kepa, Bienvenido a tu casa, bienvenido al Real Madrid”. ¡Vaya! Parece que se ponen los pelos de punta cuando esas palabras del magnate de LaLiga le pueden tocar de cerca al Athletic Club. Al menos a mi me entran escalofríos.

Nada os voy a descubrir de cómo funciona el Athletic, de lo bueno que es Kepa Arrizabalaga, de lo necesario que se ha convertido el portero para los de Cuco Ziganda, del dinero que tiene el club blanco para ofrecer contratos mareantes o, rizando más el rizo, qué os voy a contar yo de los hilos y marionetas que se manejan desde el palco del Bernabéu, esto lo dijo Piqué, para hacer que hasta el más “cerruno” acabe cayendo en sus redes. No se si por lo civil o por lo... pero me da cierta sensación de miedo observar que casi siempre hacen lo que les da la gana.

Quizá el no ser de Bilbao, el no haberme criado en un ambiente athleticzale, me puede permitir observar la situación con un punto más de lejanía, de perspectiva o de objetividad, todo bien entendido, por favor. Desde que estoy aquí, el Athletic que ahora comanda Josu Urrutia, siempre ha contado con los avales mas importantes que se puede tener en situaciones extrema hablando de jugadores y renovaciones: lo primero y fundamental es que el 99% de los jugadores de la plantilla son y sienten la zamarra rojiblanca desde que tiene uso de razón, o casi. Primordial.

Lo segundo, y en el fútbol de hoy, aunque esta expresión tengo la sensación que empieza a estar manida, es la pasta; y el Athletic ahora no tiene problema de arcas. ¿Por qué no ha renovado Kepa? ¡Ay si de mi dependiera! Bueno, igual que todos vosotros.

Por partes. Lo único que podemos afirmar a día de hoy es que el de Ondarroa no ha rubricado su nuevo contrato. Kepa es buenísimo, tiene estrella, va para jugador grande, si no lo es ya, y él lo sabe, esto se paga y mucho; me lleva a la primera conclusión: el portero sabe lo que se hace, por dónde se anda porque de lo contrario hubiese firmado con los ojos cerrados en el primer envite de despacho.

Aquí entra la primera premisa que puede dividir opiniones o sentimientos: “lleva pocos partidos en primera”, “no será tanto del Athletic”, “no querrá tanto la camiseta” etc... Él sabe que va para mito y si es en el Botxo ¡qué os voy a contar! Normal que quiera ser reconocido además de en La Catedral en su cuenta bancaria y más si la cláusula de rescisión estará al nivel de los Laporte, Williams y Cia. De primeras ambas partes han estado muy lejos.

Otra cosa. En esto del fútbol, los contratos, los fichajes..., y me atrevo a decir que también esto de la vida, uno intenta hacer lo que quiere como buenamente puede y el presidente o el Athletic, por no personalizarlo todo, tiene una forma de negociar muy concreta. Te puede gustar o no pero hay que respetarla.

Lo que me da cierto susto es que la situación se enquiste, que uno se ponga gallo y el otro “cerruno” y al final Ibaigane vuelva ser el vórtice del lamento porque Kepa es pretendido por media Europa y objetivo principal para la portería del Real Madrid, sí, a estos los cuento a parte. Aquí entran los factores tan importantes que antes os mencionaba: Kepa es del Athletic y el Athletic puede pagar bastante más de lo que ha ofrecido. Paciencia de tres meses con el tira y afloja.

Termino. Es normal que la impaciencia y el temor empiecen a hacer mella pero después de todos los miedos reflejados me tranquiliza ver a Kepa rindiendo al mejor de sus niveles, a Josu Urrutia tranquilo en la negociación, a la pelotita entrando sólo en la portería rival, al equipo un año más paseando el escudo por Europa, a toda una ciudad con un sólo equipo, sin divisiones.

Creo que la portería de San Mamés está adjudicada y será defendida por otro hombre record. Kepa seguirá en el Athletic pero espero que Urrutia se de prisa en en pasarle el bolígrafo. Y sino... Herrerín, Remiro, Unai Simón...

Por Alvaro Rubio, periodista de COPE Bilbao

@alvarocope

02 CLICK PARA RESPONDER

El Desmarque