Facebook Twitter
'Creo que ahí Muniain se equivoca'

Crítica con matices

Escrito por Ramón Hernández

Lunes, 20 Febrero 2017 09:55
Facebook Twitter 16
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Escribe en ElDesmarque el periodista Ramón Hernández.

Reconozco que llevo un tiempo dándole vueltas al delicado asunto de dónde ponerle el acento al análisis de la temporada que está llevando a cabo el Athletic Club. En cualquier caso, la tarea es tan peliaguda como desconcertante en la montaña rusa en la que se ha instalado el equipo. Hace tiempo que, ante la pregunta de mis conocidos sobre mis impresiones previas sobre tal o cual partido, mi respuesta es que este Athletic me ha dejado sin capacidad predictiva. Vamos, que la imagen de un mono con una pistola me resulta más fiable.

No voy a redundar demasiado en algo que, a estas alturas, es muy obvio para todos. Este equipo tiene mucho frío lejos de aita y ama. Dicho así, parece una ñoñada. Al fin y al cabo, ¿qué equipo no se siente más a gusto al calor de los suyos? El tema, bajo mi óptica, adquiere otra dimensión cuando se trata de procesar el alcance de las opiniones más relevantes en torno a lo que está sucediendo.

Llevo tiempo leyendo o escuchando que, desde la plantilla, se echa de menos que la gente valore más lo que este Athletic está consiguiendo tratándose del club que se trata. Recientemente Munian, al que por cierto alabo su último mes de competición, incidió en esta cuestión tras la injusta por corta victoria sobre el APOEL. Su opinión, con palabras muy parecidas, se suma a otras que inciden en este pensamiento: el Athletic tiene menos reconocimeinto del que merece.

Es llegados a este punto donde discrepo. Me parece que, de manera generalizada, la familia athleticzale está muy orgullosa de lo que está consiguiendo el equipo en los últimos años. Un grupo comprometido que se ha convertido en asíduo en competiciones europeas y al que, generalmente, da gusto verle pelear contra mega equipos basados en conceptos opuestos a lo que se defiende en el Athletic.

Dicho esto, creo que haríamos mal en caer en la autocomplacencia. Una cosa es saber quiénes somos y de dónde venimos y otra muy distinta amparar en ello nuestros propios episodios de debilidad. El Athletic actual está por debajo de sus posibilidades deportivas. Lleva cinco meses sin ganar lejos de aitatxu y amatxu y no es un grupo imberbe.

Creo que no es falta de reconocimiento decir que los Aduriz, Raul Garcia, Williams, Muniain, Beñat, Laporte… están por debajo de lo que pueden ofrecer. Son grandísimos jugadores de los que no me cabe ninguna duda que dan todo lo que tienen (ningún reproche), pero la crítica puntual no debe ser confundida con falta de reconocimiento. Creo que ahí se equivoca Muniain.

Personalmente, no echo nada de menos aquellos años en los que, ante la pregunta de cuál era el objetivo de la temporada, la respuesta era “ya lo iremos viendo poco a poco”. Ahora se dice que el objetivo es entrar en Europa porque se entiende, y los jugadores los primeros, que hay plantilla y cuerpo técnico para ello. 

Llevamos años (al menos yo) aplaudiendo a rabiar el mérito del equipo y no me parece justo que las críticas a un plantel que se sigue dejando el alma pero que no termina de carburar sean interpretadas como una falta de reconocimiento. Hablando de carburar, esperemos  que en Nicosia veamos por fin a ese Athletic que todavía no ha aparecido lejos del Botxo. Y mira que en Valencia parecía que…

Por Ramón Hernández, periodista de Radio Nacional

@RamonHdezRNE

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque