Facebook Twitter
"¿Por qué lo celebran como una Champions?"

El Athletic perdona, y Mendi se cobra revancha

Escrito por Joseba Núñez

Lunes, 08 Mayo 2017 13:50
Facebook Twitter 24
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Escribe en ElDesmarque Bizkaia Joseba Núñez.

Llegaba el Athletic Club a Mendizorroza obligado a ganar para poner tierra de por medio para poder quedar 5º o 6º, o incluso acercarse al 4º puesto. Y así lo demostró en su salida al campo. Cogió el toro por los cuernos y lo zarandeó durante una grandísima 1ª parte.

Los zurigorris parecían tener una marcha más que el motivadísimo Deportivo Alavés. Lograban anticiparse en todas las disputas, manejando el juego con criterio de banda a banda, entrando por ambas, sobre todo por la derecha, con un Williams metiendo diagonales hacia dentro y creando mucho peligro, y así fueron cayendo las numerosas ocasiones de gol.

Fueron clarísimas, hasta 5 clamorosas: Aduriz para con el pecho en el punto de penalti y sólo, decide colocar suave, Williams hasta línea de fondo no da el pase atrás donde estaba sólo Muni, cabezazo de Adu que hace un paradón Pacheco, un trallazo de Beñat que lo desvía Aritz al poste cuando ya entraba, otra de Rulo…

Sólo faltó el acierto, porque el Athletic era un torbellino de fuerza, empuje y buen juego, ante un equipo babazorro acogotado que no podía parar la hemorragia. Sólo inquietaba con algún desdoblamiento del zurdo Theo, algún remate de Ibai, y el pesado de Deyverson.

No es fácil hacerle tantas ocasiones y tan claras a este ordenado equipo albiazul, porque si bien su fútbol es feo y rudimentario, es un equipo muy ordenado y que su principal virtud es hacer jugar mal al contrario, es una réplica en miniatura del Aleti del Cholo o del Valencia de Benitez, donde Pellegrino fue su discípulo, poco juego pero no conceder nada al contario y aprovechar alguna que tengas.

Y así fue, después de merecer el Athletic 4 o 5 goles en la 1ª parte para sentenciar el partido, ya se sabe la máxima del fútbol, “el que perdona y mucho, acaba perdiendo”

Tras el paso por vestuario los leones siguieron dominando el juego, con otra clarísima ocasión de Williams, pero fue tras el saque de un corner vitoriano, donde vendría el golazo de Theo, se tardó mucho en salir a tapar la zona de rechace, que mandaba un misil tierra-aire que entraba por la escuadra.

El gol fue como un jarro de agua fría, dejó helado a todo el Athletic, y la hoguera de Mendizorrotza se encendía hasta más no poder.

A partir de ahí, quedaba mucho tiempo, pero fue un querer y no poder ante unos alaveses replegados, muy juntos, perdiendo tiempo, parando el juego, con un infame provocador como Deyverson, que me daría vergüenza tenerlo en mi equipo. Se pasó todo el partido provocando, haciendo entradas fuera de lugar, luego soltó un puñetazo a Laporte, y al ir a recriminárselo finge cual teatrero de barrio una agresión que se ve por la tele que ni se le acerca. A estos jugadores es a los que había que entrar de oficio y meter 4 partidos, porque son una lacra para el fútbol.

Los leones no tuvieron capacidad de reacción. A este equipo le cuesta mucho sobreponerse a un mazazo fuera de casa. Es como si se le fundieran los plomos. Ya ha pasado muchas veces este año: APOELl, Genk, Sassuolo, Betis, Las Palmas… Se convierte en un equipo plano, sin ideas, y como si fuera imposible marcar un gol aunque jugásemos 4 días seguidos.

Los cambios tampoco acompañaron mucho. Lekue entró por la izquierda y ahí sufre a pierna cambiada, Rico aporta empuje pero se necesitaba juego interior, y Sabin Merino está falto de ritmo. La verdad es que nadie entendió que no salieran Iturraspe para manejar el juego, y Susaeta para desequilibrar y aportar centros y balón parado, pero no sabemos por qué se quedó sin convocar después de hacer un partidazo contra el Betis, ¿igual tendría molestias…? valverde dijo luego que no las tenía.

Mendizorrotza se tomaba así, la revancha del 2.000, pero con una gran diferencia. Aquel Athletic ganó más porque al Deportivo Alavés le pudo la presión, y nadie celebró aquel triunfo, ni jugadores, ni afición. San Mamés se quedó un poco frío y triste por ello. Ayer Gazteiz ardía y lo celebraba como una Champions, y festejaba las payasadas de Deyverson, ya se sabe estos extranjeros son los que más viven estos derbys.

La cosa se ha puesto complicada, porque creo que para quedar 5º o 6º se va a tener que ir a 2 victorias más, y el Vicente Calderón es muy complicado, aunque creo que si salimos como ayer el primer tiempo, no habrá problema.

Ahora toca coger fuerzas, amarrar el partido en casa contra un Leganés que si gana al Betis estará salvado, y rematar la faena a orillas del Manzanares. El Athletic está terminando muy bien físicamente y mucho mejor de juego. Se puede porque somos el ATHLETIC, y nunca nos damos por perdidos.

ATHLETIC! Egurreee!

Por Joseba Núñez, Entrenador Nacional de fútbol, Economista y Socio Compromisario. Comentarista y tertuliano de Onda Vasca

@josebanu

CLICK PARA COMENTAR


Los 3 más

Sin contar a madridistas y culés, estos tienen mejor puntería
El Desmarque