Facebook Twitter
De Durango a Gasteiz pasando por Bilbao

Gala Euskalgym: huella de calidad mundialista

Escrito por Ernesto Díaz

Martes, 14 Noviembre 2017 11:20
Facebook Twitter 34
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Margarita Mamun fue oro en Río de Janeiro.

La Gala de la Gimnasia Rítmica Euskalgym es como una bonita caja de bombones de distintas formas y sabores. Es un regalo para los sentidos. Es un surtido de emociones, ritmos, colores, sonidos. Una suma de artes escénicas en las que se entrecruzan pasión, dulzura, carácter. Una auténtica ruleta de sentimientos, espectacularidad, equilibrios danzantes. Y, además, destila disciplina, estilo, talento creativo.

La Euskalgym, hecha por mayoría vizcaína, no es solamente una marca en la constelación de los deportes. Es el evento de los eventos en la gimnasia internacional con el sello y la personalidad de un número 1. Es un festival para miles de seguidores de la gimnasia, para miles de curiosos por catar todo un mundo de sensaciones, belleza, arte. Un cóctel de equilibrio, precisión, técnica. Un guiño al circo, contorsionismo, ballet, magia y un reto ganado al reino de lo imposible.



Este fenómeno, que ya hace tiempo explotó arrasador en las redes sociales, nació en una cuna humilde, en Durango, hace doce años. Después se alojó en Bilbao para ser líder mundial de los certámenes no competitivos. Desde hace ya tres años se asienta en Vitoria-Gasteiz, donde ha ensanchado sus horizontes siendo un polo de atracción increíble.

Se explica todo ello por el desfile de las más sobresalientes figuras de la gimnasia rítmica del siglo XXI por el tapiz de la Gala Euskalgym: Evgenia Kanaeva, Yana Kudryavtseva, Daria Kondakova, Melitina Staniouta, Dina y Arina Averina, Margarita Mamun, Liubov Charkashyna, Almudena Cid, Anna Bessonova, Daria Dmitrieva y Son Yean-Jae entre 45 primeras figuras.

Por Ernesto Díaz, 53 años en el Periodismo deportivo de Bizkaia

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque