Facebook Twitter
Tercera entrega del adiós de un histórico

Alberto Pérez cuelga botas y talento en 'su' Portugalete (y 3)

Escrito por Kuitxi

Jueves, 06 Julio 2017 10:08
Facebook Twitter 10
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Alberto, un jugador querido y respetado.

Ya de inicio, con Alfredo Fernández al mando de la nao jarrillera por segunda temporada consecutiva, se le asigna a Alberto la persona de Ander Vidal como pareja de baile en el centro del campo. Vidal y Alberto. Alberto y Vidal: la pareja ideal, la que todo entrenador querría para dar equilibrio y sentido al juego de su equipo.

Vidal, como ancla; Alberto, viento en popa, a toda vela, rasgando el airoso velamen con sus acometidas: desde infantil sentía ese ímpetu de querer comerse el campo. Alfredo Fernández caerá, Javi Bermúdez lo suple, y hace campeón al equipo. El Villanueva de Córdoba será el segundo en una lista de verdugos que acabarán con las ganas que el Portu de Alberto tiene de recuperar aquella Segunda B perdida.

2008-2009. Y el Portu, erre que erre. Alberto rememora aquel primer partido de play off  en Asturias frente al Universidad de Oviedo. Severo castigo para un equipo jarrillero que “llegábamos a la cita un poco fundiditos”: ´El Portu dice adiós a la fase de ascenso tras firmar un mal partido en Oviedo´ titula Cantera Deportiva; ´Prematuro adios jarrillero´ (Deia)...´SUSPENSO EN LA UNIVERSIDAD´, así le llamó Samuel Agirre a su potente crónica encuadernada, Crónicas del viejo Samuel: Alberto guarda muchas de ellas en la hemeroteca de su casa, “las conservo como un tesoro”, me comenta.



Hablar también cansa. Y escribir a base de garabatos. Le pido a Alberto que me haga un listado con los jugones, peloteros, goleadores y carismáticos compañeros que lo han acompañado en su larga carrera en el Portu, esos siete años consecutivos dan para muchos nombres, halagos para los nominados, excusas se piden para el resto y olvidados:

... Joseba Iglesias, Edu Muñoz, Aitor Calle (actual entrenador), Galder Negro, Iker León, Imanol Aguiar, Santi Vélez, Igarki, Alex Quintanilla (Almería, Mirandés...¡Almería!), Salutregi (debilidad para el que escribe), Albizua (Lleida), Sergio Martín, Jorge García (Bilbao Athletic con Ziganda), Sergio García (Logroñés), Adriano, Ibai Rejas, Xabi Galán, Iker Zarate, Katxorro, Javi González, mención especial para el “Mac Arthur” de Jose Iragorri: “En Illescas hizo un partido portentoso el ex del Athletic; un lujo jugar a su lado”...

Y en Artunduaga, Alberto, en Artunduaga frente al Basconia, regodeándose en regates y cambios de ritmo con un lateral izquierdo al que le doblaba la edad... y le dejó hecho unos ´zorros´. Para el arrastre. Pobre criatura.
                         
“Aquel inicio horrible de temporada con Alberto Iglesias 2009-2010), difícil de explicar: calidad había, pero alarmante era  la falta de gol”. Y en eso que de la zona de playas hermosas y tablas de surf, de Busturia en concreto, nos llegó a La Florida Jabi Luaces: “insistente, directo, como su manera de entender el juego”, desde la cola hasta casi conseguir ser cabeza de león.

“Al Anguiano nos lo merendamos; contra el Getafe, qué mala pata, aquel maldito resbalón de Iturriaga nos mató las opciones de la remontada en La Florida luego de volver de Getafe con un corto, pero envenenado uno a cero goles. 2-2 en La Florida. Samuel Agirre editó un numero especial que Alberto recuerda muy bien: el llanto de Santi Vélez, inconsolable. ´MEMORIES´: “Los gualdinegros mueren ahogados en los brazos de su afición”...

Renovada la confianza en un Jabi Luaces “milagrero”. De él, o con él, se espera lo mejor. Pero el equipo se rompe…¿Demasiados cambios?...Quizás. Pero sea dado por bueno aquel no entrar en puestos de play off a cambio de una Copa del Rey que Alberto Pérez la marca con una señal que nos lleva a lo  “inolvidable”. Tus deseos son órdenes, Alberto: vayamos a por ella…

2010-2011. La vida castiga a la familia de Alberto. El ánimo tiembla. Cómo se agradecen los ánimos del entrenador. El Getafe de primera es lo que el sorteo ha querido. Mas para llegar hasta el ´Geta´, tantas hazañas como viajes. Diez locos Veinte enamorados. “El Portu nunca camina solo”: que el Liverpool no se atribuya en exclusiva lo que a e él solo  no le pertenece. Y eso (la compañía de locos y enamorados) es droga dura para Alberto.

El fútbol no todo lo puede, pero resulta muy curativo. Cae el Noja en La Florida. Caer al mediterráneo. Castellón. Castalia. El Athletic le ganó una final de Copa a los del “Pan pan, orellut”. El Portu se dirige a la gesta. Dos a cero goles. Parece vendido todo el pescado. Es de noche. No hay ´pescaderías de guardia´. Pinilla y el empate. Clausi.  filtra un balón al filo de lo imposible. Alberto rompe la línea; Alberto remacha. El Portu, ganador.

EL Getafe se acerca a La Florida. Se hace de noche. La afición, como con linternas. Y las luces de los “celulares”. Todo ese poco para alumbrar la emoción que en Alberto despierta el recuerdo de aquella noche mágica. Uno a cero. Bergara empata a la salida de un córner. Se desata la locura. Ha merecido la pena  esperar. El fútbol te devuelve de noche  lo que de día te robó. Aquel ´Geta´ de Escassi, Arizmendi (ex de tantos), Víctor Sánchez (Espanyol) Mosquera (Deportivo de la Coruña: eterno Pegaso!!).

En el sur de Madrid, empate a cero goles. “En el último suspiro, colgamos un balón a la olla. Blocó el portero y de seguido arrolló a Gondra: Era un penalti de libro que nos habría dado el pase, pero el árbitro no quería líos con el equipo poderoso”...

28 años. Dicen los expertos que es la edad ideal del futbolista. Veamos lo que es capaz de hacer el cántabro Manu Calleja antes de que lo tienten desde el lejano oriente de las dunas y el petróleo: “Ilusión, buen año... Asier Iriondo. López de Muniain, el “pequeño” Ander Larrea, Alex, aquel portero francés, Iker Zarate”...Bebernos al “Mar Menor”... para terminar saqueados en Águilas. Ander Vidal y el recuerdo de la sangre fría del que es capaz de lanzar dos penaltis seguidos y a lo Panenka (“hay que tenerlos cuadrados”, apostilla Alberto), dos goles que empatan el partido y la eliminatoria.



Decía el speaker televisivo que “habrá que recalentar las paellas, habrá que hacerlo: parece que el partido se irá a los penaltis”...al mismo tiempo que no deja  de alabar las paradas e intervenciones de Urko Macías, al que él le cambia el nombre una y otra vez: “Urko...Arto...Urto...”   Hurto...sí, terminará llamándole ´Hurto´ al que Urko es: el subconsciente le está dando previo aviso del ´hurto´, robo, atraco a pito armado...Fue entonces que el trencilla nos liquidó con un penalti cobarde. Viajar hasta Murcia por segunda vez consecutiva y sin distancia en el tiempo. Comerse la carretera a dentelladas para que un árbitro ruin nos apee de la partida. ¡Canalla! “ENSAYO SOBRE LA RABIA” tituló Samuel Agirre...

Carlos Docando había ascendido al Sestao con un fútbol similar al que viene a regalarnos a La Florida... “Ritmo alto. Juego vertiginoso. 2012-2013. La afición se contagia y le mete al equipo mucha presión para que salga campeón y por la vía directa. Y fue así que llegó el cansancio. Y la derrota en Alzira, luego de que, al poco del inicio, en el Luis Suñer, Urko Macías e Higuera chocaran cabeza contra cabeza con el consiguiente derrame de la sangre.  A Valencia viajé yo. Nadie más. Solo. Así en la victoria como en la derrota. ´A VECES LLORAMOS SANGRE´. Samuel Agirre, a lo suyo. Docando repetirá en el curso siguiente.



“La 2013-2014 puede que haya sido mi temporada nefasta. Los isquios me martirizaban. Cinco meses de la temporada me quitaron El empate a un goles de Pasarón parecía resultado muy favorable. El oficio del Pontevedra en La Florida nos mató. 1-2. Yo salí en el 77´ sustituyendo a Kortabitarte. Pero el uno a dos goles no se alteró. Apeados, otro  año más. Nada me hacía pensar, sin embargo, que la temporada siguiente no jugaría en el ´Portu´.  Del mismo modo que, luego de dos ejercicios fuera de La Florida, a su disciplina volvería”.  Fútbol caprichoso. “Fútbol es fútbol”: honremos la memoria de Bujadin Boskov.

“Pasé por las oficinas del Club. Yo solo. De uno en uno. Como se estila. Me encontré con Kike Alonso, el Director Deportivo que, con la llegada de la directiva de Eduardo Rivacoba Zurimendi, había arribado a La Florida con la inequívoca intención de conformar la plantilla de un gran Portugalete. No estaríamos juntos en la estancia más allá de tres o cuatro minutos. Me dijo que... ”La posición de lateral derecho ya la tenemos muy bien cubierta”... Le dije, entonces, que “Está claro que tú no me conoces como futbolista: mi puesto ideal no es el de lateral derecho, sino el de  medio centro, medio centro puro. La decisión, al parecer, estaba previamente tomada. Salí a la calle. Zaldua abajo. Triste. Con la autoestima por los suelos”…



Un clavo termina sacando a otro clavo. Se dice. Terminará recalando en el Zalla. Su segunda casa hacia la que Ander Vidal le había mostrado el camino... “Volvimos a ser el doble medio centro de un equipo. Como en el Portu, pero ahora en el club encartado. Un rectángulo de juego más grande que La Florida y con un verde muy apetitoso. Miraba hacia atrás y me encontraba con Iriondo, Lopez de Muniain y Bilbo. A la derecha, Borja: un cohete. Acabamos sextos. El año fue bueno. Recuperé la ilusión. Y me volví a sentir importante. Sobre todo en La Florida, aquel partido en el que conseguimos que el Portu no pudiera adelantar su grito de campeón”... al precio de terminar el partido tirados en el verde, derrengados, boqueando como peces fuera del agua, entre la hierba, extenuados, muertos, en especial los dos centrales (Iriondo y López de Muniain): se habían dejado el alma. Importante. Sentirse importante. Cuántas veces repitió en la entrevista ´sentir - muy -importante´. “Sentirme importante: la sensación mas agradable que me ha regalado mi carrera de futbolista”.

“En la  siguiente temporada, en el Santurtzi, la vida de ´Etxeba´y la mía se volverían a juntar. San Jorge no es la superficie de juego soñada. Pero con el paso de los partidos, le cogí el tranquillo. Y hasta el gustillo. Se trataba de ayudar. Marqué seis goles. Unai Expósito (ex Athletic Club) era un referente y un estímulo. Y aunque ´Etxeba´ no terminaría la temporada “por no estar cumpliendo las expectativas marcadas” mi paso por el equipo morado fue agradable. Arriba teníamos a Bonilla, un ´killer´. Entonces desconocía que acabaríamos jugando juntos, ¡y en el Portu!. A falta de dos o tres partidos, ´Etxeba´me dijo que me activara; me quería para el nuevo proyecto del ´Portu´, en el que él sería Director Deportivo...



Con el asesoramiento de Jaime San Román, preparador físico del Portu, me empecé a machacar para llegar a la pretemporada en una forma física más que notable”.  Con respecto a la que ha sido su última temporada en el Portu, y sus últimos “pases” en el fútbol, aplica Alberto ese dicho que reza: “A buen entendedor pocas palabras bastan”...

“El primer partido no lo jugué. Ibon me fue cambiando de posición  en función de las necesidades del equipo y las exigencias de cada partido (me permito la licencia de añadir que lo volvió loco). Muchos cambios. Muchas lesiones. Temporada convulsa. En el último partido de liga podíamos conservar la segunda plaza o ser desalojados de los cuatro puestos de play off. Nos servía hasta el empate. Pero en Beasain salió a relucir la cara más negra del  equipo. No fue un partido normal. Demasiadas concesiones. Entregamos el partido, y en bandeja”, a un rival (añado yo) que en la ida habíamos vapuleado. Aquella noche mágica en la que La Florida inauguraba su iluminación artificial.

Luego de casi treinta años, Alberto cuelga las botas...y su talento. Talento y saber estar. Sentirse importante. Ese es un legado bien ganado que lo acompañará de por vida.


                                   
´ALBERTO´ TIENE LA ÚLTIMA PALABRA

“Es difícil empezar un despedida de algo que he hecho durante toda mi vida, pero, una vez llegado el momento, la palabra que más me viene a la cabeza es ¡GRACIAS!. Por una lado a la familia, que me ha aguantado en los malos momentos y que ha disfrutado de los buenos. A los compañeros que he tenido durante todos estos años; con algunos de ellos guardo una gran amistad para toda la vida. A los entrenadores, de los cuales he aprendido siempre algo, tanto en los buenos como en los malos momentos. Y a los equipos por los que he pasado, en especial al ´Portu´, que considero mi casa...y en el que me he sentido ´especial´.

Pero en Zalla y Santurtzi he conocido gente maravillosa. Y por último, a los aficionados de estos clubes, que me han valorado y respetado, y me han hecho sentir en algunas ocasiones único`. Una vez llegado el final, estoy más que contento de mi carrera deportiva. Me he divertido. He disfrutado. Y me llevo un montón de amistades.

¡GRACIAS A TODOS!...¡ESKERRIK ASKO!

Por Luis María Pérez, 'Kuitxi'. Futbolista, periodista, montañero, pero sobre todo escritor: cuentos, relatos, cronicas, artículos radiofónicos, literatura de viajes.

@LuismaPrezGartz

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque