Facebook Twitter
El prometedor portero cántabro ha pasado por Alavés y Eibar

Mediavilla: "Al estar Aranzubia, fui al Amore de cabeza"

Escrito por Javi Beltrán

Martes, 21 Marzo 2017 08:25
Facebook Twitter 14
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Jorge Mediavilla se pasó por Radio Bilbao.

Jorge Mediavilla, uno de los porteros con más futuro del panorama de Segunda B, del mismo perfil de Iago Herrerín, ahora intentando atajar balones en el necesitado Amorebieta, es un trotamundos del arco pese a sus 23 años. Ha pasado por Gimnástica, Osasuna B, Alavés B, Lleida, Eibar con su filial Vitoria y dos convocatorias en Primera con José Luis Mendilibar, Lleida, Haro y ahora, desde enero, en el Amorebieta.

De Suances, cree que aún le queda por recorrer, "lo que el fútbol me deje", señala convencido. Lo tiene claro, quiere ser profesional contrastado. "Llevo desde los 15 años fuera de casa. Marcho donde me dejen jugar a fútbol", añade. Este año, recuerda, el durangarra Markel Areitio tuvo la oportunidad de debutar en Primera por lesión de Yoel. "Yo no la tuve, pero es una experiencia y aprendí mucho". Irureta y Riesgo, con los que entrenaba toda la semana, le cerraban el paso: "Se aprende una barbaridad. El año pasado estaba Borja Bastón y Enrich que te tiran y no como un Tercera, no son amigos", lanza Mediavilla. El no ser ya sub 23 le ha perjudicado para no seguir su lanzamiento definitivo en Ipurua. "Me trasmitieron que estaban muy contentos conmigo, estuvimos a punto de hacer playoff con el CD Vitoria".

En enero, enrolado en las filas del Haro, ni se lo pensó. Aranzubia hizo el resto: "Voy de cabeza, me dije. Lo que me puede enseñar un portero de ese nivel ya merece la pena. No sabía si iba a jugar o no, se da la circunstancia de que estoy jugando y contento", relata.

En el último partido se sacó de su registro tres paradones vitales ante el Rayo Majadahonda: "Es mi trabajo y están saliendo buenos partidos", desliza modesto. Residente en Vitoria se traslada a vivir a Amorebieta, donde intentan levantar los 30 puntos, con ocho finales por delante: "Hay enfrentamientos directos y creo que es factible. Vamos a morir con las botas puestas".

Mediavilla comparte vestuario con Ibrahima Dieng, un diamante en bruto en Urritxe: "Está muy centrado, está metido en el equipo al cien por cien, y ya se verá, él decidirá", lanza sobre el seguimiento del Athletic, aunque seguirá sus propios pasos en el CD Vitoria, vía Eibar. El ídolo del arquero cántabro es Iker Casillas; le marcaron "sus paradas imposibles, también Buffón y Arconada", zanja.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque