Facebook Twitter
La enésima que se comió el portero internacional

Arrizabalaga hace leña del Cuco caído

Escrito por Kuitxi

Lunes, 14 Mayo 2018 07:58
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

El autor: Luis Mª Pérez García, 'Kuitxi'.

A las 17:00, el Portu en Garmendipe ante el 'Lagun'. A las 17:45, la final de la Champions Cup de rugby en San Mamés. A las 18:30, el Sestao en Las Llanas frente a la Real Sociedad C. A las 20:00, en el Euskalduna Jauregia, Ismael Serrano, el bardo de Vallecas.

Y entre tanto plato de buen gusto, a las seis y media de la tarde, en Vitoria-Gasteiz, "donde hacen la ley, capital artificial de un país singular", en Mendizorrotza, feudo del Alavés, lo premonitorio del nombre como anuncio de mi miedo, montaña  afilada, monte de los olivos, huerto de Getsemani donde el Athletic habría de beberse el cáliz amargo de una derrota vergonzosa.



Caparrós, en su época de entrenador de los leones, llego a decir: "este equipo tiene alma". Pues bien, si la tenía, ya no la tiene, la perdió, o tal vez lo que haya ocurrido es que, tan necesitado se vio el Athletic Club por una causa que se nos hurta, que tuvo que vender su alma el Diablo. Y uno se pregunta: ¿a cambio de qué la venta de lo más suyo de un grupo de seres humanos?...

Antes de las 18:00, ya estaba en el Botxo. Como José con María a punto de dar a luz  en busca de una posada, así andaba yo por los alrededores de la Catedral: de bar en bar, preguntando: ¿Sabéis dónde está el carril de la memoria?... Qué carril, qué memoria, El carril de la memoria del Athletic, les contestaba, y ellos, encogiéndose de hombros, frunciendo el ceño,...

No sabemos de qué cosa nos hablas, No es una cosa, es un Club de fútbol, se llama Athletic y juega en San Mamés, ahí, en esa Catedral que está al al otro lado de la explanada. Casi al borde del enfado, de malas formas argumentaban, Ese campo que nos dices no es de fútbol, es de rugby, y hoy es el día más grande de este deporte que tanto nos apasiona: se está disputando la final de la Champions Cup, ¿es que acaso no te has fijado  en la pantalla de los tres televisores que mantenemos encendidos?...

Extranjero en Bilbao me sentía. A las puertas de esa Catedral llamada San Mamés, donde la cerveza corría generosa por las gargantas de irlandeses y franceses. Tuvo que ser, al final, una cueva, un establo, un garito de mala muerte el lugar en el que, sobre un pesebre, asistiera al nacimiento del partido del Athletic.



Cuando, a punto de finalizar una primera mitad en la que el Athletic, con un fútbol tan básico como los 'Diez  Mandamientos', había sojuzgado a un Alavés hosco, áspero, arisco, tosco, feo de ver, difícil de contemplar y entender a no ser que uno sea  babazorro, luego de zarandear los leones a una pieza a la que no conseguían hincarle el diente, tal vez por impotencia, acaso por compasión, Arrizabalaga debió pensar que el último partido a domicilio estaba a falta de un acicate con el que cargar aún más las tintas sobre su entrenador, José Ángel Ziganda. Y es que de otra manera no se entiende lo que hizo el endiosado guardameta de Ondarroa...

Recibió un balón de su defensa. Al pie. Al izquierdo. Y, ni corto ni perezoso, como si girar el cuello no entrara en el compromiso de su contrato, sin mirar, o sin haber observado previamente si había 'moros en la costa' que le quedaba a la derecha, se marcó un pase de salón con la 'no accidental' consecuencia de que el esférico chocara con el cuerpo de un tal Guidetti, un futbolista vulgar que, tras ver que el balón, que en la parte inferior de su cuerpo había contactado, se estaba colando en la portería de un portero lamentable, dio inicio a un ritual ceremonioso que prendía fuego a la leña que Arrizabalaga había hecho del árbol caído que ya era su entrenador desde que, días atrás, su presidente anunciara que "Cuco Ziganda no será el entrenador del Athletic la próxima temporada". Era así como el mal llamado "Kepa"(eso de los nombres se estila en las alineaciones de niños que publica Cantera Deportiva) agradecía que su técnico le hubiera salvado de la quema de toda una  temporada  junto a Unai Nuñez e Iñigo Cordoba.



"Hay gente que ve... pero no mira". Lo dijo un Premio Nobel de Literatura. Atinado estuvo Saramago en su denuncia: a Arrizabalaga le daba tanta pereza  girar su cuello hacia la derecha  para ver el panorama...que actuó a ciegas, ojos vendados  como la 'gallinita', o como un crío en una piñata infantil. Si Ziganda hubiera pasado de ser 'Cuco'  a convertirse en listo, o simplemente justo, por un momento, si hubiera sacado a pasear su orgullo navarro del valle de Ultzama, si no amigo, si no colega, si no padre de su jugador, tan pronto como se hubiera reunido con sus discípulos en el vestuario, mirándole a Arrizabalaga le habría dicho, Kepa, dúchate, para, de seguido, reparando en Herrerin, haberle ordenado al de Basurto, Iago, sales tú.

Y es que Ziganda, siendo sagrado roble caído, estaba en todo su derecho de sancionar a un 'millonario prematuro' que recién le había humillado haciendo leña de su propio ser, extinto, ya sin vida, pues dirigía a su 'venerado Athletic' de prestado.

Uno, que fue futbolista, tuvo que escuchar que su entrenador en el Club Portugalete lo insultara de gravedad por...¡permitir que el rival que marcaba a la altura del centro del campo se diera la vuelta para mirar de cara la portería que pretendía atacar!. Se trae a colación, como segundo hecho a fin de que los cobardes tomen ejemplo, un partido de juveniles en Maiona, frente al Santutxu, en el que, a punto de abrirse la puerta de la caseta para saltar al rectángulo arenoso, su entrenador, el tan llorando Urbano Anda, le privara de la titularidad al advertir que se estaba atando los cordones de sus botas.



Pues bien, si en Preferente y en juveniles, dos entrenadores del Club Portugalete no consintieron comportamientos aparentemente banales, cómo entender que un técnico de Primera División protegiera a un portero, que, de manera tan flagrante, lo había traicionado, a fin de tragarse él solito la enésima derrota de la temporada, sabiendo, además, que su equipo, el Athletic, que dominaba así el partido como el juego con una suficiencia insultante, estaba dando continuidad a la bonita imagen que la afición pudo ver en la victoria casera frente al Betis.

Y es que -¿había alguien que no lo supiera?- ese gol de 'portero consentido' habría de ser determinante en la suerte del partido. Cuco ya era árbol caído. Arrizabalaga acababa de hacer leña con su tronco, con sus ramas, con sus kimas, con sus frutos, con la savia que, sin el abrigo de sus venas, era gasolina que convertía a Cuco Ziganda en una víctima, en una antorcha humana  de la Santa Inquisición, organización criminal  cuyo mando, por un instante, se puso en manos de un portero que lo es del Athletic por mero accidente.

Consumida la primera parte, me di a la fuga camino del Euskalduna, Palacio que recibía al vallecano Ismael Serrano. Allí, en palco de lujo, uno, que es 'tonto a las tres' cuando es el Athletic 'lo que' media, se dedicó a visionar la segunda parte de Mendizorrotza en la pantalla de su móvil. Hace falta valor. O ser presa del masoquismo. Faltaba media hora para que el artista saliera a escena... y este estúpido cronista, en vez de regodearse con la hermosura del Palacio, con el volumen del móvil minimizado, se castigaba asistiendo a escenas tan grotescas que si no le hacían daño era porque estaba curado de espanto.



Cuando Muniain marcó, creyendo que era el 2-1 (el tercero del Alavés se lo había tragado el youtube), a punto estuvo de gritar, y de dar un brinco. Pero se tuvo que contener porque Ismael Serrano ya le estaba contestando a una rosa roja que le interpelaba: ¿Merece la pena que alguien, presente en este Palacio, por serle tan fiel a su equipo de fútbol, por tener un segundo frente abierto, me esté a mí, y a sí mismo, traicionando?

Un gol como adrede, una falta (la enésima) que se la comió el portero, la 'venganza' de Ibai: "Athletic / Cuéntame otra vez / esa historia tan bonita / de aquel rosarino loco / que Simeone asesinó en Bucarest".

Por Luis María Pérez, Kuitxi. Periodista y exfutbolista del Portugalete

06 CLICK PARA RESPONDER


Agenda del día Athletic

Próximo entrenamiento

Tendrá lugar el Martes 18-05-2018 a las 10:30 en Lezama

Observaciones: Puerta abierta

Próximos partidos

Santutxu FC - Athletic Club

Miércoles, 23 Mayo 2018 a las 19.00 en Artunduaga (Basauri)

Competición: Amistoso

Así vamos...
La Liga PT PJ
14 Alaves Alaves 47 38
15 Levante Levante 46 38
16 Ath Bilbao Ath Bilbao 43 38
17 Leganes Leganes 43 38
18 Dep. La Coruna Dep. La Coruna 29 38
El Desmarque